martes, 23 de junio de 2009

De noche, de Diana Beláustegui

DE NOCHE


Espero la noche para correr entre las sombres y penumbras de los arbustos que me cobijan, desnuda de discriminaciones y marginalidades.
Espero la noche para dejar escapar la bestia. El estomago arde y tengo hambre.
Pronto una presa se acerca y busco el mejor ángulo para observarla; mientras son más jóvenes y pequeños, mejor… luchan menos, tiemblan más, el pavor los paraliza y la cena es más fácil de cenar.
Esta cerca y ya la huelo, hay un movimiento de ramas, un gritito ahogado y ya la tengo entre mis fauces, la abrazo con fuerza mientras hundo los dientes en la piel blanca, desgarrando la carne y succionando el elixir vital.
¡Me sacio!
Mis métodos de caza han mejorado desde aquella noche en la que por fin acepte que mi hambre no sedería hasta beber lo que mi cuerpo por uno u otro motivo me pedía.
¿Vampirismo? ¡No! Solo soy yo, siendo yo. Alimentándome y siendo libre. Respirando el aire a pulmón lleno, riendo con carcajadas ardientes y vistiendo mi cuerpo con brisa y rocío, con naturaleza y luna llena.
Cuando el sol se alce volveré a ser la mujer que la sociedad necesita que sea… educada, bonita, amable.
Viviendo la vida que se me impone, gris y prolija.



DIANA BELAUSTEGUI

4 comentarios:

  1. Me encanta! Soy nueva en esto de opinar tan abiertamente, pero creo que pintas muy claro eso de "el ser y el parecer", ser uno cuando otros te esperan otro.
    Yo fui a "La Jeta" el sab. 20, y la verdad es que me gustó, pero espero, si sigo yendo, que el campo se abra y no sólo se siembre literatura de compromiso social. La literatura también es un vuelo de palabras hacia mundos fantásticamente cotidianos y cotidianamente fantásticos.

    Cecilia Elías

    ResponderEliminar
  2. por el momento la jeta parece ser un lugar abierto a diferentes dicursos

    veremos a dónde nos lleva eso

    la primera reunión fue doble:
    primero, en tanto que presentación, se habló un poco de política pero en sentido amplio, en lo que respecta a la formación de un grupo, en síntesis se explayó sobre ese texto que está posteado más abajo.
    depues se habló de la literatura erótica y de la realidad social que se evidenciaba en el cuento de Mairal pero sin llevarlo a la política.

    la segunda reunión, con Lovecraft, la discución se centró en la distinción entre lo fantástico y lo neofantástico

    y en la tercera reunión apareció esto de la literatura con compromiso social y político

    la próxima creo que viene Nietzsche a hablarnos del origen de la tragedia a si que habrá que ver a dónde nos lleva el bigotudo

    ResponderEliminar
  3. Este texto no me cierra. No alcanzo a percibir los sentimientos. Tampoco sorprende. Huelo una buena idea que no tuvo un final feliz.

    ResponderEliminar
  4. el problema de este texto es caer en resultados adolecentes.
    la imagen de la vampiresa, esa clasica imagen neo gotica, tan de tribu urbana, necesita un poco de limpieza...
    y si en vez de succionar sangre succiona algo mas... blanco?
    jajaja
    saludos

    belen cianferoni

    ResponderEliminar